Página: Redescubriendo a Gabriel García Márquez .

Redescubriendo a Gabriel García Márquez

 

Para celebrar los primeros 50 años de Cien años de soledad, la editorial Random House, preparó una edición conmemorativa ilustrada. La ilustradora seleccioanda para darle forma y color a Macondo fue la chilena Luisa Rivera. 

 

El trabajo de esta ilustradora suele relacionarse con el folklore latinoamericano, tanto con su imaginario, como con su manera de representar. En la paleta de colores,  en las formas y  en los detalles del trabajo de Luisa Rivera se puede respirar la cultura latinoamericana.

Hoy en día Cien años de soledadpuede encontrarse en al menos 35 lenguas. Ha sido reproducida en ejemplares de gran tamaño, de lujo, modestos, de bolsillo. Sin embargo, la edición ilustrada que ha preparado Random House, es única. De la mano de Luisa Rivera, Macondo y sus habitantes han emergido de una manera distinta, particular y bastante atractiva para todos esos lectores entusiastas de la obra de Gabo. 

 

Luisa Rivera, ha confesado que creció leyendoCien años de soledady que este libro se ha convertido en uno de sus favoritos. Al recibir el encargo de ilustrar esta obra de Gabo, decidió conocer más de cerca al escritor. Mientras pintaba, escuchacha entrevistas y releyó varias de sus obras, intentado así conectar con el artífice de esta gran obra. 

A raíz del rotundo éxito que tuvo la edición conmemorativa de Cien años de soledad, Luisa Rivera vuelve a rendir homenaje a García Márquez, con una serie de ilustraciones inéditas que recrean una de las historias de amor más emblemáticas de la literatura latinoamericana: El amor en los tiempos del cólera.

 

Su autor contaba que El amor en los tiempos del cólera “es la historia de un hombre y una mujer que se aman desesperadamente y que no pueden casarse a los 20 años porque son demasiado jóvenes, y no pueden tampoco casarse a los 80, después de todas las vueltas de la vida, porque son demasiado viejos

En esta edición ilustrada, Luisa Rivera a través de una paleta de tonos cálidos, en un contexto caribeño, transmite el paso del tiempo, la nostalgia, el ardor de los personajes y el amor eterno de Florentino Ariza.

 

Ambas ediciones de estas grandes obras de García Márquez, brindan un placer para todos los sentidos. Indudablemente los lectores tenemos la oportunidad de releer ambas obras y redescubrir nuevos horizontes en dos novelas imprescindibles de la literatura contemporánea.