Madres entre páginas

En la literatura encontramos a personajes que han dejado huella en nuestras vidas. En esta oportunidad queremos recordar y brindarle tributo a madres que nos hemos encontrado entre páginas maravillosas de esas historias que nos han acompañado en nuestros momentos de lectura.

 

Son muchísimas las madres literarias que habitan el mundo de la literatura, sin embargo, en esta ocasión queremos poner el foco en tres que, además de ser diferentes, comparten un amor inmenso y asumieron su rol de madre con valor, compromiso y abnegación.

PENÉLOPE (de la Odisea): Ver más

PENÉLOPE (de la Odisea):

Generalmente cuando se habla de Penélope se hace énfasis en su rol de esposa.

Como sabemos, Penélope es la esposa de Odiseo, personaje principal del poema épico la Odisea, atribuido a Homero.

Mientras Ulises está ausente, Penélope debe lidiar con un grupo de hombres que se instala en su palacio de manera abusiva y que esperan a que ella elija a uno de ellos como su marido.

Además de esperar durante años a Ulises y lidiar con las circunstancias que surgen en esta larga ausencia, Penélope y Ulises tuvieron un hijo llamado Telémaco, quien ya ha crecido sin conocer a su papá.

Uno de los momentos más duro que Penélope vive es cuando se entera que el grupo de pretendientes están concibiendo un plan para matar a Telémaco. No hay dolor más grande para una madre que sentir que su hijo está en peligro, es por eso que Penélope invoca a Atenea y le pide que ponga a salvo a su hijo.

El dolor y la angustia de Penélope es tan profunda que logra conmover a la diosa Atenea, quien acude a su ruego y responde a su petición.

MASUMEH (de El libro de mi destino) Ver más

MASUMEH (de El libro de mi destino)

En la novela El libro de mi destino de la escritora iraní Parinoush Saniee nos encontramos con Masumeh, una adolescente que crece en el seno de una familia tradicional iraní.

Masumeh sufre las consecuencias de la decepción de su padre y debe enfrentase al castigo cruel e injusto de parte de sus hermanos. Es condenada a vivir fuera de la casa. Por la intervención y la propuesta de una amiga, se logra concertar un matrimonio.

Es así cómo Masumeh se casa con un hombre entregado a actividades políticas. Será un esposo absolutamente desprendido de su esposa y de sus hijos. Masumeh se convierte en una madre que, a pesar de estar casada, se encarga de la crianza de sus tres hijos, sin contar con la presencia activa de su esposo en la cotidianidad familiar.

Cuando Masumeh enviuda, afronta los difíciles momentos económicos, políticos y sociales y sigue apostando por ofrecerles a sus hijos un hogar digno en donde impere el respeto y el amor por la familia.

SMITA (de La trenza) Ver más

SMITA (de La trenza)

En la novela La trenza, la escritora francesa Laetitia Colombani nos brinda la historia de tres mujeres que viven en tres países distintos (India, Italia y Canadá), que poseen realidades distintas y que, sin embargo, sus caminos se entrelazan formando una trenza que simboliza la voluntad y la esperanza de las tres mujeres.

Una de las historias que nos ofrece este libro es la historia de Smita, una mujer que ocupa una de las castas inferiores de una sociedad profundamente estratificada.

Smita vive en Badlapur, es una “intocable”, sobrevive recogiendo los excrementos de una casta superior.

Esta mujer es casada y tiene una hermosa hija llamada Lalita. De acuerdo a las normas de esta sociedad Lalita heredará la pobreza y el oficio de su madre. La niña, al igual que la madre, no pueden aspirar a la educación y mucho menos a alcanzar una posición más digna dentro de la sociedad.

Sin embargo, Smita sueña con un futuro distinto para su hija Lalita. Su deseo de que Lalita tenga una vida mejor que la de ella la lleva a rebelarse contra lo establecido. Una madre que da la vida por que su hija tenga las oportunidades que a ella le negaron.

 

Cada una de estas madres literarias nos recuerdan la relevancia del papel que ocupan las madres en las familias. Con su constancia, valentía y, sobre todo, con su inmenso compromiso nos han dejado un legado invaluable.